PERROS CIMARRONES

PRESS WORKERS

Los conquistadores-invasores europeos no mencionaron la presencia de perros en episodios de caza de los indígenas del rio de la plata y tierra adentro

¿es ello relevante para determinar que no había perros en estos territorios antes de su llegada? 

En una muy interesante nota de 22 de octubre de 2015 publicada en Scientific America en Español, el periodista argentino Lucas Viano, nos informa que estudios genéticos indican que el perro llegó a América con el Homo sapiens en muchas oleadas procedente de Asia. Humanos y caninos se distribuyeron por todo el territorio que hoy conocemos como América, teniendo los perros distintos roles en las distintas comunidades, pero no existen evidencias que demuestren que los perros hayan tenido roles utilitarios como se les dio en Europa. En estas tierras, los perros fueron evolucionando y cruzándose, dando lugar a la creación de razas americanas con diferentes características adaptándose según las regiones de asentamientos con humanos. Lucas Viano cita a dos investigadores cuyos trabajos consultó, uno de ellos Raúl Valadez Azúa del Laboratorio de Paleozoología del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM Universidad Autónoma de Mexico, y Velia Mendoza del Laboratorio de Zooarqueología de la Universidad Mayor de San Andrés que han estudiado profundamente la genética y la creación de razas, así como su expansión por el continente.

   Los perros fueron utilizados con roles de acompañamiento y con roles simbólico rituales, fundamentalmente, en toda América, de ahí que se los encuentre en enterramientos junto a humanos. Aquí en Uruguay, han sido encontrados en tierras bajas y en Cerritos de Indios.  Puede verse un artículo científico de autores uruguayos publicado por Cambridge University Press el 2 de octubre de 2017, siendo sus autores José M. López Mazz, Federico Moreno, Roberto Bracco y Roberto González. Los investigadores expresan que fueron encontrados cinco ejemplares de perros domésticos (Canis lupus familiaris) en tierras bajas del sudeste uruguayo, en grupos de cazadores – recolectores del período Holoceno tardío (agregamos: post glacial, que comenzó aproximadamente hace 11.700 años atrás) que evolucionaron a horticultores para adaptarse al cambio en ecosistemas inundables. Los investigadores plantean el comienzo de un eventual rol económico social de estos animales como materia de discusión académica.

Lo concreto es que no se conoce crónica alguna de europeos conquistadores – invasores donde se relate la presencia de perros junto a los cazadores aborígenes de estas regiones, sin embargo, la voz “Samioc” identifica al perro en lengua charrúa (Fte.: Sr. Oscar Núñez, investigador, vocero de Clan Gubaitasé, integrante de la CON.IN.SUR. Confederación Indígena del Sur, a quien agradecemos su colaboración). En consecuencia, nos inclinamos a pensar como los investigadores citados por el colega Lucas Viano, si los conquistadores – invasores europeos no vieron perros en episodios de caza de aborígenes es porque ese no era el rol de los perros en esas comunidades, a diferencia de lo que ocurrió en Europa, única realidad que conocían.

En la página web turismorocha.gub.uy, podemos encontrar muy buena información en el sentido de que los perros encontrados en los llamados Cerritos de Indios se ubicaron en los Departamentos de Rocha, Treinta y Tres, Cerro Largo, Tacuarembó y Rivera. Justamente, los Cerritos de Indios están estrechamente vinculados a ecosistemas de gran biodiversidad como son los bañados, ríos y lagunas aunque también se encuentran Cerritos de Indios en sierras próximas a esos ecosistemas. Los Cerritos de Indios, hasta donde se ha investigado, tuvieron importancia simbólico ritual encontrándose enterramientos de humanos junto con perros. Asimismo, se cree que también fueron utilizados como asentamientos dado que se han encontrado restos de alimentos, de materiales usados para viviendas y otros residuos de la vida cotidiana junto con instrumentos o herramientas. Eso no quita fuerza al hecho de que los perros se enterrasen junto con los humanos como en toda la América pre conquista – invasión, por lo que consideramos innegable su rol simbólico ritual.

La historia siguió su curso, llegaron los conquistadores – invasores europeos con perros europeos entrenados para dar caza y muerte a los humanos aborígenes, y esos perros se encontraron con los perros americanos…pero ese tema lo dejamos para la siguiente nota.

Cecilia Martínez

Auspician

Auspicia esta nota: SCCCL Sociedad de Criadores de Cimarrones de Cerro Largo Dra. Claudia Silveira Castro, Asociación Civil – Melo – Cerro Largo

Doutora em Direito e Ciencias Sociais, Agente de Propiedad Industrial e Jornalista

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado.

error: Content is protected !!