LAS DILIGENCIAS EN NUESTRA FRONTERA – Parte 2

PRESS WORKERS

Con la aparición de las diligencias,

el correo hacia el interior del país dependía en gran parte de ellas.

Continuando con el relato sobre la historica presencia de las diligencias en en el país, pero especialmente en la región de frontera, encontramos que a las empresas propietarias del transporte de personas, también se les hacía un negocio bastante rentable para le época transportar el correo, así lo pudimos constatar en el periódico de Yaguarón “O Yaguarense”, del 25 de marzo de 1856 se lee:

“Correo – Para Montevideo sale de Villa Artigas los días 9, 19, 29 de cada mes, y llega los 8, 18, 28.

El maletín se cierra a las 5 de la tarde del día que antecede a la salida. Para Rio Grande y Pelotas cierra la valija a las 6hs,

el día que antecede a la salida de los vapores”.

En el mismo periódico, con fecha 23 de mayo de 1856 aparece otro aviso:

“Diligencia Republicana

Saldrá de Cerro Largo (Melo) para Montevideo los días 1 y 15 de cada mes, y de Montevideo el 18 y 22.

Agente en Cerro Largo, Gerónimo Fernández, y en Montevideo Juan Antonio Fernández”.

Las diligencias “La Republicana” de José Paseyro y “La Veloz” de Gregorio Martínez cubrían dos veces por mes la distancia Montevideo-Melo y viceversa. Continuando con nuestra búsqueda, en el “O Yaguarense” encontramos un nuevo artículo con fecha 30 de julio de 1856:

“Diligencia Americana

Que ayer llegó a Artigas y saldrá para Cerro Largo (Melo) y Montevideo el día 1 de agosto sin falta.

Los pasajeros que quieran tratar dirigirse a la casa de Cruz y Fernández en Artigas”.

Todo nos lleva a creer que en este artículo hubo error de redacción, debería decir: “Republicana”, ya que investigamos y no encontramos ningún documento que hable de “Diligencia Americana”, y la fecha de salida coincide con los días de partida para Montevideo de la “Republicana”.

Buenas nuevas

El 21 de julio de 1857, gracias a la diligencia, llega un correo con una noticia a los dos lados de la frontera, la cual fue recibida con beneplácito: “Por el correo terrestre (diligencia), de Montevideo, recibimos hasta el 10 del corriente. Este correo es otra vez mensajero de buenas noticias. La Asamblea Nacional sancionó la ley relativa al establecimiento del Banco Mauá, autorizando al Sr. Irineo Evangelista, Barón de Mauá, para establecer en la ciudad de Montevideo un banco de emisión cuyo capital debe ser un millón doscientos mil pesos” (Semanario “Eco do Sul”, 21 de julio de 1857)

 

El tiempo pasa al galope tendido junto a las diligencias, y llegamos a los albores del siglo XX, para descubrir en el periódico de nuestra Villa, “El Demócrata” (febrero de 1900) a las diligencias correo de Eugenio Mena, Ramón Aldado, y Antonio Fernández haciendo el itinerario Melo-Villa Artigas-Yaguarón-Cordobés”.

En un despacho de diligencias podemos decir que Ramón Aldado en 1895 ya estaba con línea de Melo a Villa Artigas y viceversa. Sabemos asimismo de la diligencia de Don Paulino Silvera, el cual tenía itinerarios regulares de Melo a Villa Artigas, y aunque rodamos y rodamos en nuestra investigación, no obtuvimos más información sobre él y sus diligencias; seguramente no consiguió cruzar algún arroyo en nuestra historia.

Día a día se intentaba acortar distancias entre ciudades, pueblos y villas, y las diligencias abrían nuevos caminos con nuevos itinerarios, por ejemplo Treinta y Tres-Vergara-Villa Artigas. En el periódico local “La Señora”, del 16 de noviembre de 1902 informaba: “En la diligencia de Patricio Pereira se ausentó a Vergara la Sra. María Isabel Silvera”. Dos años más tarde el periódico “El Pueblo” el día sábado 17 de diciembre de 1904, publicaba:

“Itinerario de verano de la diligencia de Don D. Brenaba Diogo que viaja entre esta villa y al de Treinta y Tres.

Salidas de Artigas: 4, 14 y 24.

Salidas de Treinta y Tres: 31, 12 y 21”

La modernidad

Las diligencias continuaron al galope, cumpliendo sus itinerarios; pero muchos mayorales ya no llegaban a la frontera, cambiaron sus rumbos, o con edad avanzada seguramente se rindieron a los caminos, aunque dejando sus huellas en la historia. Uno de ellos fue Don Socorro Eyherabide; sin embargo, en 1910 ya estaba llegando a la frontera su hijo Lapaz Eyherabide (haciendo Melo-Villa Artigas y viceversa), mayoral igual a su padre, reconocido por su responsabilidad y cumplimiento con su itinerario y correo. Hombre innovador y de progreso, en 1921 estableció el primer automóvil para hacer el itinerario junto a la diligencia, realizando sus últimos viajes en 1924, cuando ya habían incorporado al servicio un ómnibus, un camión para pasajeros y carga, y tres automóviles. Poco a poco fuimos rescatando de sus descendientes documentación escrita y fotográfica, además de testimonios, por lo cual decidimos hacer más adelante un capítulo aparte sobre Don Lapaz Eyherabide.

Como lo podrán notar, la prensa escrita local a partir de 1900 ha sido de gran importancia para el rescate histórico de las diligencias que llegaron a nuestra frontera, y nos permite vislumbrar además el paulatino progreso de las empresas que alcanzaron la segunda década del siglo XX, incorporando vehículos con tracción a motor. Es el caso de Don Elicio Pereira, que en 1918 ya comenzaba a dejar atrás la diligencia para realizar viajes en vehículo motorizado. En el periódico “El Solar” de ese año se publica: “Automóvil de Elicio Pereira – Además de la diligencia hace el turno con un automóvil con la capacidad para siete pasajeros. La agencia está en la Villa en la casa comercial del Sr. Antonio Machado “Hijo”, y en Melo “Hotel Oriental” del Sr. Antonio Fernández”. Sin embargo, en el mismo periódico “El Solar” encontramos todavía itinerarios de dos diligencias que viajan de Treinta y Tres a Rio Branco. Por ejemplo, en noviembre de 1918: “El itinerario de la diligencia de Alfredo Alvarez que hace la carrera de Rio Branco a Vergara en combinación con la de Juan Lagreca de Vergara a Treinta y Tres. Salida de Rio Branco a Vergara todo los días sábados, y las salidas de Juan Lagreca de Vergara a Treinta y Tres todos los días martes de Treinta y Tres a Vergara todos los días viernes”. Y en mayo de 1919: “Patricio Pereira – Hace la carrera entre Treinta y Tres y Rio Branco pasando por el pueblo de Vergara. Días de salida de Treinta y Tres a Rio Branco los lunes y de Rio Branco a Treinta y Tres los viernes”.

Sobre el horizonte de 1920, ya se tiene muy poca noticia de las diligencias. En la prensa ya no están; sin embargo, a la distancia todavía me parece ver a Don Lapaz llegando a Rio Branco y continuar trillando estos caminos, como lo hiciera hasta 1924.

Juan Carlos Muniz

Peão rural, Artísta plástico, Rescatista histórico e Escritor.

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado.

error: Content is protected !!