PLAN ESTRATEGICO NACIONAL DE FRONTERAS

Un tema de interés para quienes habitan en la frontera, con un impacto social transgeneracional, ya que atañe a niños, jóvenes, adultos y mayores.

 

El pasado lunes 7 de febrero, fue presentado el Plan Nacional de Fronteras, el trabajo de más de un año de intercambio entre Cancillería del Uruguay, Intendentes, Legisladores y ciudadanía en general, “que de alguna manera intenta jerarquizar la exploración fronteriza con Argentina y con Brasil”.

Presentación

Así lo expresaba el Director General de Asuntos de Frontera Limítrofes y Marítimas Federico Perazza, del Ministerio de Relaciones Exteriores, en compañía del propio Ministro Francisco Bustillos Bonasso, el Coordinador Residente de las Naciones Unidas en Uruguay, Pablo Ruiz Hiebra y el Representante en Uruguay del Fondo de Población de Naciones Unidas, Fernando Filgueira.

Este trabajo surge “por la necesidad de revalorizar la zona fronteriza del país como una política de estado, este es el producto, el resultado de un proceso abierto de un proceso amplio participativo de discusión con Intendentes con Legisladores, con la sociedad civil organizada” sin embargo, queda la gran duda, a que se refiere cuando habla de “sociedad civil organizada” si los más directamente vinculados a estas realidades fronterizas son trabajadores ilegales, no reconocidos por el Estado en vista de lo marginal de su labor comercial.

Objetivos

Continúo diciendo el Director General Federico Perazza: “el tema del trabajo decente y la informalidad que es un dato empírico en la realidad es la frontera, la zona lamentablemente más informal en términos comerciales, en términos laborales y en términos Económicos, y yo creo que ahí hay que tener una respuesta más articulada”, afirmó.

Agregó también que “hablando con INACOOP, el Instituto Nacional de Cooperativas, nos dimos cuenta que el Mercosur nos permite la conformación de cooperativas de segundo grado, cooperativas binacionales”, lo que da a los pobladores de las fronteras otras oportunidades de desarrollo y emprendimiento laboral que hasta ahora no ha sido explorada.

Con respecto a otros temas de interés, vinculados a la frontera, dijo que, “ni que hablar del abordaje del turismo de compras, del turismo de free shops, que hoy es una realidad, sobre todo en brasil que establece nuevos desafíos y realidades en la zona fronteriza nacional, y que Uruguay va a tener que abordar de una manera un poco más innovadora el desarrollo turístico”.

“Otra de las grandes demandas es el funcionamiento de las áreas de control integrado que nosotros creemos que hay espacio ahí para hacerlo más eficiente y más eficaz, la integración física que es una permanente demanda de los gobiernos departamentales”. Cuando el Director Perazza habla de la integración física, se refiere a la interconexión de las infraestructuras económicas, entre las que se cuentan las de transporte, energía, telecomunicaciones, agua y saneamiento, permiten generar transacciones dentro de un espacio geográfico y económico más amplio que lo nacional, posibilitando la integración del sistema económico y territorial a un nivel subregional y el surgimiento de cadenas regionales de valor.

Habrá que ver “todo lo que puede hacer la tecnología de la frontera para mejorar no solamente el tema de documentación sino también el tema de la conectividad y obviamente también la custodia de los límites y la cooperación policial”, tema que hasta hoy ha sido marginado de las discusiones bilaterales en territorio, dejando a los mandos jerárquicos la voluntad y criterio para trabajar la integración con sus similares, de los vecinos países lim

La Comisión

Sin embargo, algo que Perazza menciona casi al pasar, resulta de gran importancia ya que “la Comisión Nacional de Fronteras” tendrá un papel fundamental en el desarrollo de este Plan. Sobran experiencia en la historia del país como para preocuparnos, como estará integrada esa comisión, ya que, dependiendo de la cualificación y el buen censo de sus integrantes, ya que de nada sirve un plan tan amplio, integral y estratégico, si luego los encargados de llevarlo cabo no cuentan con la capacidad y la experiencia suficiente en el área.

Por eso es tan importante el “sistema de monitoreo, un sistema de vigilancia y acudimos al estado hablamos con la Agencia de Gobierno Electrónico (Agesic) quien nos dio parte del software público una plataforma que se llama “SIGES” que de alguna manera es la que va a monitorear todas aquellas acciones que tomemos en frontera y que necesitan una respuesta por parte del estado uruguayo en su interacción con Argentina o con Brasil”.

Conclusiones

Lo bueno es que, según lo expuesto, “este es un plan que si lo concebimos como un marco jurídico institucional político en permanente construcción que deberá continuar complementándose y ajustándose a medida que los desafíos de la frontera así lo impongan. Creemos que es un trabajo interesante que interpela desde el estado la necesidad de dar una respuesta más articulada a los problemas de fronteras} pero al mismo tiempo creo que es una hermosa oportunidad para que el estado y la sociedad civil activa visualicen esto como una solución colectiva”, así que, seguiremos de cerca la evolución del Plan y la convocatoria a la partición de ese sector de la población históricamente ignorado, los quileros.

 Richar Enry Ferreira

Fuente: Comunicación de Cancillería Uruguay

Productor audiovisual, documentalista, investigador histórico, redator e reporter.

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado.

error: Content is protected !!